Derechos del arrendatario si no hay contrato

Autor: Comentar
Comparte este artículo
¿Quieres saber cuáles son los derechos del arrendatario si no hay contrato?, a la hora de alquilar un piso, es totalmente legal el contrato verbal de las partes, pero es conveniente realizar un contrato escrito porque supone una garantía para ambas partes, porque en él queda constancia de los derechos y deberes de las partes, porque de no ser así cabe la posibilidad de que surjan disputas.

Derechos del arrendatario si no hay contrato

¿Qué dice la Ley de Arrendamientos Urbanos?

Según el artículo 37 de la Ley de Arrendamientos Urbanos,  en un arrendamiento sin contrato, las partes podrán obligarse recíprocamente a formalizar el acuerdo por escrito, donde se hará constar la identidad de los contratantes, la identificación de la finca que se va a arrendar,  la renta inicial, su duración y todas las cláusulas que se hayan acordado entre las partes.

Para que el contrato verbal sea válido, habrá de poderse acreditar su existencia, por lo que deberá  poder demostrarse el pago de la renta, como el importe de la misma que se viene pagando o la fecha de inicio del contrato desde que se comenzó a pagar la renta, es decir, habrá que buscar una prueba de cuáles son esas condiciones.

Hay que tener en cuenta que la Ley de Arrendamiento Urbanos establece una serie de normas o condiciones que deben aplicarse en todo contrato de arrendamiento de vivienda.

¿Qué Derechos tiene el inquilino?

Para saber qué derechos tiene el inquilino en estos casos, cabe destacar los siguientes:

-Podrá realizar obras en la vivienda arrendada, siempre que tenga  consentimiento expreso y por escrito del propietario.

-El inquilino tiene derecho a prorrogar anualmente “su contrato” hasta un mínimo de tres años, pudiendo comunicar su voluntad de renovación con un mínimo de 30 días antes a la fecha de finalización y podrá desistir del contrato de arrendamiento, transcurridos al menos seis meses, siempre que se lo comunique al arrendador con una antelación mínima de 30 días.

-En caso de venta, tendrá adquisición preferente de la vivienda, y el propietario deberá notificarle al inquilino por escrito su decisión de vender y darle la opción de ejercer el derecho de tanteo, y el inquilino deberá de contestar en un plazo de treinta días naturales, si desea o no comprar la vivienda.

-El inquilino tendrá prioridad para comprar la vivienda ante cualquier otra persona, pero el precio de compraventa será el que el propietario determine o bien el que propietario e inquilino pacten, en una previa negociación.

-Si existe  comprador para la vivienda arrendada, se deberá respetar el contrato o trato de arrendamiento.

-Las partes podrán “pactar en el contrato” que en el caso de desistimiento, el arrendatario deberá indemnizar al arrendador con una cantidad equivalente a una mensualidad de la renta por cada año del contrato que quede por cumplir.

-Podrá ceder la vivienda a cualquier persona siempre que se cumplan unos requisitos, que no esté prohibida en el acuerdo, que el propietario manifieste su consentimiento y que la cesión sea gratuita.

Para más información, os proponemos leer nuestro artículo “Derechos del Inquilino“.

¿Conocíais estos derechos del arrendatario si no hay un contrato?, ¿qué os parecen?

 

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Derechos
0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar