Consecuencias económicas y penales de no tener seguro de RC General

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Trabajar para y de cara al público, es uno de los aspectos del trabajo que más gustan a muchas personas pero que, sin embargo, más riesgo conllevan. Esto es debido a que nuestro trabajo, tiene una responsabilidad directa de cara al público que lo consume. En este sentido, es estrictamente necesario desempeñar el trabajo con profesionalidad, para evitar toda clase de problemas.

Evidentemente cuando estamos hablando de otros trabajos, puede resultar posible el cometer algún tipo de error que de como resultado una cierta demora a la hora de entregar un trabajo o cualquier fallo en cuanto al funcionamiento se refiere que se puede arreglar sin problema con algo más de tiempo. Sin embargo, por ejemplo, cuando un cocinero prepara una comida para unas cuantas personas, el que la comida esté mala, puede llegar a ocasionar un perjuicio bastante grande.

Consecuencias económicas y penales de no tener seguro de RC General

Este tipo de situaciones se pueden llegar a dar en esos profesionales que trabajan de cara al público como por ejemplo un cocinero, un médico, un arquitecto… en definitiva, cualquier trabajador que, con el desempeño de su actividad, tenga una repercusión en quien disfruta de su servicio. Si formas parte del colectivo de alguno de estos trabajadores o de alguna forma, tu trabajo tiene una repercusión directa en tus clientes, lo mejor es poder contar con un seguro de responsabilidad civil general para poder estar protegido ante cualquier error o imprevisto que pudieras cometer y hacer frente a las posibles responsabilidades civiles o penales que puedan reclamarte.

Trabaja de forma segura con tu seguro de responsabilidad civil

En el caso de haber causado un perjuicio a una persona, fruto de nuestro trabajo, el afectado tiene todo el derecho del mundo a reclamarnos a y percibir una cierta cantidad económica teniendo en cuenta el perjuicio que le hayamos causado. Estos daños y perjuicios pueden atenerse a abonar varios días de baja que la persona haya podido estar ausente de su puesto de trabajo, pudiendo llegar a sumarse una importante cantidad de dinero.

Trabaja de forma segura con tu seguro de responsabilidad civil

Si tenemos contratado un seguro de responsabilidad civil, tendremos cubiertos todos estos gastos que se puedan dar, como los anteriormente referidos días de baja o cualquier trastorno moral que hayamos podido ocasionar. El seguro de responsabilidad civil general puede llegar a cubrir una gran cantidad de dinero que, de otra forma, podría causar un grave problema económico en la persona que ha cometido la imprudencia.

Es evidente que no nos enfrentamos por suerte a este tipo de situaciones a diario, pero, sin embargo, cuando estamos trabajando de cara al público y llevamos a cabo tantos trabajos con el paso del tiempo, es posible que podamos llegar a cometer un error un día y ese día, tener que responder ante el mismo. Muchas personas viven equivocadas pensando que, porque un profesional lleve años sin cometer un error, va a seguir aculando años a sus espaldas sin cometerlos. Basta solo con tener un mal día para que esto ocurra y tengamos un problema bastante grande, problema que se puede solucionar de forma sencilla gracias a la contratación de dicho seguro.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Asesoría jurídica
0 Comentarios Enviar un comentario