Reforma de las pensiones

Autor: 1
Comparte este artículo
El Gobierno y los agentes sociales alcanzaron un acuerdo sobre la reforma de las pensiones tras semanas de largas y duras negociaciones. El Consejo de Ministros ya ha aprobado el anteproyecto de ley resultante de este principio de acuerdo. Estas son las claves de una reforma que no deja contento a nadie y a la que se ha llegado tras la insistencia de nuestros socios europeos.

pensionistas_by_klearchos

La edad de jubilación legal pasa de 65 a 67 años. El cambio se hará de forma progresiva, desde 2013 a 2027.  Es decir, en 2014 un trabajador se jubilará a los 65 años y mes y medio de edad, en 2015 a los 65 y tres meses y así sucesivamente hasta alcanzar la nueva edad de 67 al final del periodo. Además, el Gobierno ha propuesto elevar el incentivo al retraso de la jubilación al 3,5% para las carreras completas, es decir, aquellas con más de 37 ó 38,5 años, según los casos.

La reforma de las pensiones entrará en vigor según el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, de forma gradual a partir del 1 de enero de 2013. Así, el Gobierno establecerá un plazo transitorio de entre 10 y 15 años a partir de dicha fecha para afrontar los cambios.

La nueva reforma de las pensiones establece un mínimo de 37 años de trabajo para obtener el total de la pensión. Antes eran 35. La subida será también progresiva entre 2013 y 2027.

La ampliación del cómputo de las pensiones de 15 a 25 años se realizará en dos tramos, uno inicial hasta los 20 años podría situarse entre los tres o cinco primeros años desde la entrada en vigor de la reforma -entre 2016 y 2018-, y el otro hasta los 25 años en los cinco años siguientes.

La reforma contempla una serie de beneficios para los que tengan una dilatada carrera profesional. Así, podrán seguir jubilándose a los 65 años, con el 100% de la prestación, los que hayan cotizado 38 años y medio.

Para acceder a una pensión contributiva es necesario haber trabajado 15 años en toda la vida laboral, y al menos dos de ellos durante los 15 años antes de jubilarse. Si no se ha cotizado durante ese periodo clave, cuando se calcule la pensión se utilizará la base mínima de cotización, es decir, aunque el trabajador haya tenido sueldos altos (y cotizaciones altas), se le computará el mínimo.

La reforma de las pensiones mantiene la posibilidad de prejubilarse, pero ahora la edad mínima será de 63 años, 61 si la persona ha cotizado al menos 30 años. Hasta ahora los trabajadores accedían al retiro a través del trámite del despido, pero con la reforma lo decidirán voluntariamente y necesitarán 33 años cotizados. Los coeficientes reductores que se les aplicarán no podrán superar el 42 % del total de la pensión, frente al 40 % que se aplica ahora.

Casos especiales:

El Gobierno permitirá contabilizar como parte de la vida laboral los periodos de becario, con un límite de dos años. Se está estudiando aplicar esta medida con efectos retroactivos que llegarían hasta quienes fueran becarios en el año 2007.

También aquellas mujeres que hayan dejado de trabajar para cuidar a sus hijos podrán sumar nueve meses cotizados por cada hijo, hasta un máximo de dos años.

Imagen sujeta a licencia CC de klearchos

1 Comentarios Enviar un comentario


  • avatar
    mustafa

    tengo 57 anos estoy cobrando el paro. se agota 11de marzodel 2014.no tengo nada .tengo el derecho a cbrar 426 .tengo cotizado 10 anos