Prestaciones del servicio de Asistencia Jurídica Gratuita

Según la Constitución Española, el servicio de asistencia jurídica gratuita es un trámite por medio del cual se reconoce, a las personas que acrediten carecer de recursos económicos suficientes, una serie de prestaciones, que principalmente consisten en la dispensa del pago de honorarios de Abogado y Procurador, de los gastos derivados de actos de peritación y fianzas entre otros.

El servicio de asistencia jurídica comprende las siguientes prestaciones:

77005540

– Orientación y asesoramiento gratuitos previos al proceso.

– Asistencia de Abogado al detenido o preso.

– Representación y defensa gratuitas por parte del Abogado y Procurador en el procedimiento judicial.

– Asistencia pericial gratuita.

– Exención del pago de depósitos para  interponer recursos.

– Inserción gratuita de anuncios o edictos en periódicos oficiales.

– Obtención gratuita de copias, testimonios y actas notariales.

– Reducción del 80% de los derechos arancelarios,  que correspondan por determinadas actuaciones notariales y por determinadas actuaciones de los registros de la propiedad y mercantil.

Podrán solicitar la asistencia jurídica gratuita:

– Cuando todos los recursos e ingresos económicos computados anualmente por todos los conceptos y por unidad familiar,  no superen el doble del IPREM vigente en el momento que se efectúa la solicitud.


– Cuando aun superando el doble del IPREM, los recursos no excedan del cuádruplo del IPREM y teniendo en cuenta las circunstancias de familia del solicitante, número de hijos o familiares a su cargo, estado de salud, minusvalía, obligaciones económicas y costes derivados de la iniciación del proceso entre otras  circunstancias y, en todo caso, siempre que el solicitante sea ascendiente de una familia numerosa de categoría especial y se decida conceder excepcionalmente el derecho a la asistencia jurídica gratuita.

–  Cuando se litigue en defensa de los intereses propios.

– Cuando se trate de Asociaciones declaradas de Utilidad Pública.

–  Cuando la base imponible en el Impuesto sobre Sociedades,  sea inferior al triple del IPREM en cómputo anual.

Fuente Imagen ThinkStock.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *