Multas de tráfico, consejos prácticos

Autor: 1
Comparte este artículo

Licencia CC de atribución / Raúl Hernández

Una de las causas por las que un ciudadano debe enfrentarse con la administración más comunes son las multas de tráfico. A continuación os explicaremos cómo hacer los trámites más sencillos además de unos consejos para rebajar el precio de éstas.

En primer lugar debemos saber cuándo debemos pagar las multas. Una vez notificada la denuncia, si el denunciado cree que ha cometido la infracción de la que se le acusa pagará la multa. Existe una reducción del 20% de la cuantía si realiza el pago dentro del plazo de los diez días hábiles (todos los días de lunes a sábado, salvo festivos) a partir del siguiente al de recepción de la presente notificación. Existen excepciones a este pago anticipado: cuando el hecho está castigado en las leyes penales y cuando da origen a la suspensión de autorizaciones administrativas.

Transcurrido el plazo de ingreso de los quince días hábiles desde la imposición de la multa sin haberla pagado, el pago se exige a través del procedimiento de apremio (orden por parte de una autoridad judicial). A tal efecto, será título ejecutivo la certificación de descubierto expedida por el órgano competente de la Administración gestora.

Las autoridades de tráfico también se pueden equivocar y en este caso el ciudadano tiene sus derechos. Si el denunciado cree que no ha cometido la infracción de la que se le acusa, dispone de un plazo de quince días hábiles para alegar lo que considere conveniente a su defensa, y proponga las pruebas que crea oportunas ante el órgano que se señala en la notificación de la denuncia.

  • El instructor acuerda que se practiquen las pruebas necesarias para averiguar y calificar los hechos. Sólo podrá rechazar mediante resolución motivada las pruebas propuestas por el interesado cuando sean improcedentes.
  • El órgano instructor le formulará una propuesta de resolución al órgano sancionador, para que éste dicte la resolución que proceda.
  • Finalmente el órgano sancionador dicta la resolución, contra la que se puede protestar interponiendo un recurso de alzada en el plazo de un mes ante la autoridad competente, como se indica en la notificación de dicha resolución.

Si no recurrimos la multa ni tampoco abonamos el importe de la sanción entonces, la denuncia se considera como propuesta de resolución, elevándose por el órgano instructor al sancionador para que dicte la resolución que proceda. Contra esta resolución puede interponerse recurso de alzada en el plazo de un mes ante la autoridad competente, como se indica en la notificación de dicha resolución.

Por último debemos tener en cuenta que en ocasiones una infracción puede traer consigo un tiempo de retirada del carnet de conducir dependiendo de la gravedad de nuestra infracción. Una infracción grave se puede castigar, además de con una multa, con la suspensión del permiso o licencia de conducción hasta tres meses. Por otro lado, en los casos en que la infracción es muy grave, la suspensión del permiso de conducir se produce siempre.

  • Infracciones graves: Conducir de manera negligente o temeraria, no socorrer en caso de necesidad o accidente, ingerir sustancias que afecten a las facultades psicofísicas del conductor, tiempos de conducción, limitaciones de velocidad, prioridad de paso, adelantamientos, cambios de dirección o sentido; circular en sentido contrario al estipulado, parar y estacionar en lugares peligrosos que obstaculicen gravemente el tráfico, circular sin luces en situaciones de poca visibilidad o producir deslumbramiento al resto de los usuarios de la vía, circular sin las autorizaciones previstas en la Ley o sin matrícula o con un vehículo que no cumpla las condiciones técnicas que garantizan la seguridad vial, realizar y señalizar obras en la vía sin permiso y retirar o deteriorar la señalización permanente u ocasional, y competir o hacer carreras entre vehículos.

  • Infracciones muy graves: Las conductas tipificadas graves, cuando concurren circunstancias de peligro debido a la intensidad de la circulación, las características y condiciones de la vía, las condiciones atmosféricas o de visibilidad, la concurrencia simultánea de vehículos y otros usuarios, especialmente en zonas urbanas y en poblado, o cualquier otra circunstancia análoga que pueda constituir un riesgo añadido y concreto al previsto para las graves cuando se comete la infracción.
Por:
Etiquetas:
Categorías: Administrativo
1 Comentarios Enviar un comentario


  • avatar
    l4lol4

    Ahora si tu tasa de alcohol conduciendo es superior a 0.60, tendrás que ir a juicio rápido en el que probablemente te retiren el carné de conducir durante un tiempo y tendrás que pagar una multa. Si bebes, no conduzcas!

Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar