Las ventajas de contratar un administrador de fincas

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Un administrador de fincas es una de las soluciones más recurridas por parte de muchas comunidades de vecinos. A pesar de que en un principio los vecinos puedan ser reacios de cara a tener que pagar los servicios de este profesional, es un hecho que este puede ofrecer una gran cantidad de ventajas a la comunidad. En este artículo vamos a ver algunas de estas ventajas, por si tu comunidad no cuenta con uno de estos administradores, tal vez debería de considerar la opción de contratar uno.

Las ventajas de contratar un administrador de fincas

¿Por qué contratar a un administrador de fincas?

Las principales ventajas que aportará serán:

Un administrador de fincas ahorra dinero

A pesar de que, como hemos señalado, es un hecho que hay que pagar los servicios de este profesional, un administrador de fincas puede llegar a ahorrar bastante dinero a la comunidad. La razón es bastante simple, un administrador de fincas disminuye los problemas que surgen en la comunidad. Esta disminución de problemas se traduce en un ahorro de dinero y, cuando aparecen los problemas, el poder llevar a cabo una mejor gestión de los mismos también es un tema claro de ahorro.

Asesoramiento en todo momento

Contar con un administrador de fincas para que lleve la gestión de la comunidad es contar con un profesional capaz de asesorar jurídica y legalmente a la comunidad. Contar con estos conocimientos permitirá a la comunidad tener todo en regla y llevar a cabo cualquier acción de la forma correcta. Evidentemente, contar con un profesional versado en estas leyes servirá a la comunidad para evitar toda clase de sanciones fruto de una gestión inadecuada del inmueble.

Por otro lado, los administradores de fincas por su propio trabajo se encuentran siempre al día de las novedades. Esto permitirá a los vecinos tener que despreocuparse de cara a los posibles cambios legales o financieros que pudiese haber. Los administradores de fincas podrán ayudar a los vecinos con todos los cambios necesarios y también les informarán de las posibles oportunidades que les puedan favorecer en sus viviendas. Esto puede implicar estar al corriente de ayudas por parte de los ayuntamientos o estar informarlos de los nuevos cambios que puede haber en cuanto a sus responsabilidades se refiere.

Un administrador de fincas actúa de mediador

Rara es la comunidad de vecinos en la que no existan conflictos. Por desgracia, a veces la convivencia no es tan pacífica como debería de ser y los problemas entre vecinos pueden surgir por cualquier tipo de situación. No estamos hablando de problemas de ruido, que también, si no de otros problemas más serios, como puede ser el no estar al corriente de pago de las cuotas de la comunidad.

El administrador de fincas podrá mediar entre los conflictos y tratar con las incidencias o los morosos. Gracias a esta mediación se evitarán los enfrentamientos directos entre los vecinos y será mucho más sencillo que se puedan arreglar las situaciones debido al propio carácter del administrador.

En definitiva, todo son ventajas cuando se cuenta con uno de estos profesionales de cara a poder gestionar mejor una comunidad. Por supuesto, contar con uno de estos administradores de fincas liberará a los vecinos de parte de las tareas que, en la gran mayoría no les interesa ni tampoco cuentan con los conocimientos necesarios para llevarlas a cabo.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Asesoría jurídica
0 Comentarios Enviar un comentario