>Cosas Legales

Beneficios y riesgos de vender la nuda propiedad para vendedores y compradores

Autor: 1
Comparte este artículo
La venta de la nuda propiedad reporta ventajas a las dos partes, pero también conlleva algunos riesgos que conviene conocer antes de hacer efectiva la operación

Vender la nuda propiedad es una opción cada vez más válida para aquellas personas que deseen vender su casa sin dejar de vivir en ella. Así, pueden continuar disfrutándola el resto de su vida y, a la vez, obtienen un beneficio económico inmediato a cambio de ceder la nuda propiedad de su vivienda.

Beneficios y riesgos de vender la nuda propiedad para vendedores y compradores

Este es, en resumen, el principal beneficio de la nuda propiedad para la parte vendedora. Y una de las razones por las que, tal y como afirman desde Kenari Orbe Abogados, “es una alternativa que está creciendo con fuerza en España”.

¿Quién puede acogerse a esta modalidad para vender su casa?

Cualquier persona que así lo desee puede poner en venta su propiedad de esta manera. Sin embargo, existe un perfil que es el más habitual en estos casos. Kenari Orbe asegura que esta alternativa “está pensada principalmente para las personas mayores, ya que en muchos casos las pensiones de jubilación no garantizan un adecuado nivel de vida.”

De hecho, este perfil de vendedor podría incluso ampliarse con el tiempo. Debido al problema demográfico que sufre nuestro país y al posible debilitamiento del sistema de pensiones, el interés por la venta de la nuda propiedad “puede aumentar entre las personas mayores jubiladas o con edades cercanas a la jubilación”, apunta Orbe.

acogerse a la nuda propiedad

Cuestiones previas a tener en cuenta

Antes de proceder a la venta de la nuda propiedad de su vivienda habitual, el propietario deberá valorar algunos puntos clave de esta operación, que no siempre se tienen presentes. El primero de todos ellos es que “las facturas de los suministros deben ser abonadas por el vendedor/usufructuario”, explica Kenari Orbe.

Por otro lado, no son pocas las ocasiones en las que, además de vender la nuda propiedad, se decide también alquilar una parte o la totalidad del inmueble a un tercero. Esto es posible hacerlo, pero se tendrá que asumir que “el contrato de alquiler termina cuando termina el usufructo, es decir, cuando fallece el vendedor”, señala Orbe.

Kenari Orbe también señala como punto importante de esta operación la titularidad del inmueble en cuestión, que en estos casos pasa al comprador de manera irrevocable. Así,  recuerda Orbe que “los herederos legales del vendedor no podrán revocar la operación y, por tanto, no recuperarían la casa”.

¿Supone también una ventaja para los compradores?

La nuda propiedad no solo beneficia al vendedor. También la persona que adquiere un inmueble bajo esta modalidad disfruta de ciertas ventajas. Sobre todo, porque se trata de una inversión con una alta rentabilidad.

Tal y como argumentan desde Kenari Orbe Abogados, adquirir la nuda propiedad de una vivienda “puede suponer un ahorro de hasta un 50 % con respecto al precio de mercado”.

nuda propiedad

Los riesgos que se asumen al comprar bajo la modalidad de nuda propiedad

Lo primero que el comprador ha de tener en cuenta es que no podrá disponer de la propiedad de inmediato. Esto supone que no podrá vivir en ella y que, en caso de querer venderla, “deberá hacerlo de forma que se respete el derecho de usufructo”. Es decir, el nuevo comprador deberá acogerse también a las condiciones de la nuda propiedad.

Por otro lado, puede considerarse un inconveniente el hecho de no conocer exactamente el estado en que se recibirá la propiedad cuando cese el derecho de usufructo. Y que, según Kenari Orbe, “si el comprador desea hacer cualquier obra o reforma en la propiedad deberá consultar y acordar con el usufructuario cualquier tipo de intervención”.

Por último, el comprador ha de valorar el hecho de que “serán a su cargo los gastos de notario, de Registro de la Propiedad, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y la plusvalía municipal; y, en el momento en el que fallezca el vendedor, deberá abonar el importe del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD). Además, el nudo propietario deberá hacerse cargo también del pago de los gastos generales de la Comunidad de Propietarios”.

Caso especial es el pago del Impuesto sobre los Bienes Inmuebles (IBI)>, que en todo caso será a cargo del usufructuario del inmueble, y no de nudo propietario.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Especiales
1 Comentarios Enviar un comentario


  • avatar
    Diego

    Muy arriesgado la verdad

Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar