¿Qué es un aval?

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Es muy probable que el banco a la hora de concederte un préstamo hipotecario te solicite un avalista. En cosas legales te explicamos en qué consiste un aval y sus tipos.

hipoteca_de_daquella_manera


Un aval es una forma de poder garantizar o asegurar el cumplimiento de una serie de obligaciones económicas. El aval es necesario cuando el titular de un crédito no ofrece suficiente garantía de poder devolverlo y requiere que otra persona o entidad bancaria responda por su deuda en caso de que no este no hiciera frente a su deuda.

Los avales son un tipo de contrato público y, por tanto, se firman ante notario. Cualquier persona puede avalar a otra pero las entidades de crédito son las que están más capacitadas para prestar este tipo de servicio.

Un aval normalmente se emplea para garantizar la concesión de un crédito hipotecario y de consumo. Y en el caso del alquiler de viviendas, muchos propietarios solicitan al inquilino un aval bancario para asegurarse el cobro del alquiler.

La ley admite que se pidan garantías adicionales a la fianza; que sea obligatorio o no depende de lo que acuerden las partes y lo que se establezca en el contrato.

Los distintos tipos de avales vienen definidos por el Banco de España y son:

Económico. La entidad de crédito avala a un cliente en operaciones por las que está obligado a pagar una determinada cantidad en un plazo previamente fijado. Dentro de este tipo se distinguen: los avales comerciales, cuando se avala el pago de cantidades derivadas de transacciones de naturaleza comercial como puede ser la compra a plazos de un coche. Y avales financieros, la entidad responde del pago de créditos o préstamos concedidos por otras entidades de crédito a su cliente.

Técnicos. Es la entidad de crédito la que responde si su cliente incumple los compromisos que tiene al participar en concursos, subastas, ejecuciones de obras o contratos de suministro, por lo general ante un organismo público.

También existe lo que se llama el preaval. Un documento en el que la entidad de crédito manifiesta su disposición favorable o su compromiso en firme a conceder un aval a la persona que lo solicita.

La denominada línea de avales, es un servicio por el que la entidad se compromete a conceder una serie de avales de unas determinadas características hasta un límite determinado, que se van firmando según las necesidades.

Imagen sujeta a licencia CC de Daquella manera

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: General
0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar