En qué consiste el apadrinamiento

Autor: Comentar
Comparte este artículo
En tiempos de crisis, la ciudadanía se involucra en temas de  solidaridad  y busca a veces limpiar su conciencia con temas morales y con objetivos a corto plazo. ¿Has pensando alguna vez en apadrinar?

Por eso, las cifras oficiales de las Asociaciones especialista en temas sociales, aseguran que en lo que llevamos de año 2009, los apadrinamientos de niños han aumentado en referencia al año pasado, noticia muy positiva por otro lado.

Muchas veces, se juega y se habla sobre apadrinar un niño y hacer el seguimiento económico de la influencia de tú dinero en ese niño, aunque son muchas las dudas que surjen si no se conoce cómo funcionan los apadrinamiento en España.

Hay que estar muy seguro de apadrinar un pequeño, porque no es algo de lo que nos podamos cansar y que podamos dejar a medias. Por lo que la decisión de apadrinar un niño, debe ser metitada durante mucho tiempo.

El apadrinamiento se considera una forma de solidaridad voluntaria en la que la persona responsable paga una cantidad mensual que llega a un niño que vive en una situación compleja. Este sistema solidario es uno de los más antiguos y a través de él se puede llegar a conocer la situación de un determiando niño y de un determinado país.

Todo el dinero que el responsable adulto invierte en el apadrinamiento es gestionado por ONGS, que se dedican a ello, y que administran la cantidad dependiendo de las necesidades. La edad del niño o niña apadrinado suele ser siempre en edad escolar y los países originarios de los pequeños se limitan a las regiones o territorios con los que la ONG trabaje.

En España, existen muchas y diversas como, Plan España, cooperación internacional…y muchas más, que trabajan exclusivamente en el tema del apadrinamiento de niños en situación de peligro o de necesidad humanitaria.

Además, a través de cartas el responsable adulto se relaciona y se comunica con el niño apadrinado, lo que provoca un conocimiento mucho más amplio de lo que está ocurriendo en un país determiando.

Existen muchas y muy buenas razones por las que se puede y debe apradinar o ejercer algún acto de volubntariado, de algún tipo, sin que suponga ningún esfuerzo, aunque eso depende de las prioridades de cada persona.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Familia, Social
0 Comentarios Enviar un comentario