Obligaciones de un Avalista

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Un contrato de La fianza pese a ser solidaria, puede ser parcial, no extendiéndose a la totalidad de la obligación, algo que es muy habitual por ejemplo en los préstamos hipotecarios, donde se suele avalar una cantidad menor al total del préstamo, que es por norma general la que excede de la tasación aval se define como: la obligación que tiene al avalista de pagar si un  tercero no lo hace, por lo que debe de responder al aval con todo su patrimonio y la regulación del contrato de fianza establece una serie de derechos que asisten al avalista como son: excusión, división y orden, que modulan la situación del fiador.

Esto último consiste en obligar al acreedor a dirigirse primero contra el deudor o faculta al fiador para señalar bienes del deudor para que se dirigieran primero contra estos últimos, y se contempla la posibilidad de dividir la deuda en tantas partes como obligados existan para el  pago.

avalista

Los avales que se prestan en los contratos financieros siempre excluyen estos derechos de los avalistas, y se pacta siempre que la fianza sea solidaria, lo que también anula los referidos beneficios, por lo que se saca la conclusión que en los contratos financieros, un avalista solidario, ostenta frente al acreedor la misma responsabilidad que el propio deudor en caso de impago, respondiendo por toda la deuda y no pudiendo obligar al acreedor a que se dirija en primer lugar contra los bienes del deudor.

El avalista puede reclamar contra la persona a que avaló una vez haya realizado el pago, pudiendo reclamarle las cantidades que abonó junto a los intereses y los daños y perjuicios causados, pero esto rara vez se lleva a término dado que suelen ser avales otorgados entre familiares o avales a favor de personas jurídicas por  accionistas de una sociedad.


Cabe decir que la fianza suele ser parcial, como sucede en los préstamos hipotecarios y no se extiende a la totalidad de la obligación, normalmente  se suele avalar una cantidad menor al total del préstamo, que por norma general suele ser  la que excede de la tasación.

Fuente Imagen ThinkStock.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Asesoría jurídica, Social
0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar