Es importante registrar patentes y marcas para evitar conflictos legales en el futuro

Autor: Comentar
Comparte este artículo

En el momento de un descubrimiento científico o técnico, cuando se halla una fórmula nueva, se inventa un artilugio o se piensa en el nombre de una marca y logo comercial, lo primero que debe pensar la persona, entidad o equipo creador, es en registrarlo de inmediato en la Oficina de Patentes y Marcas, con el objetivo de salvaguardar la autoría, el control comercial y la imagen de la nueva creación.

Es importante registrar patentes y marcas para evitar conflictos legales en el futuro

La historia está plagada de plagios, de adquisición de ideas que no eran propias y de nombres que se asocian con inventos que la investigación ha corroborado, no le pertenecían. Para unos la gloria, y para otros el ostracismo y el olvido, algo que pasa más habitualmente de lo que se pueda pensar. Sin embargo, ante la necesidad de proteger la propiedad de esas ideas, prototipos, fórmulas, productos o marcas, la propia Administración dispone de una serie de oficinas que, precisamente, tienen como misión archivar de manera oficial cualquier idea o descubrimiento, bajo un paraguas legal que proteja a su o sus creadores.

Por eso, lo primero que se debe pensar ante un descubrimiento de este calado, o cuando se encuentre una solución, por sencilla que pueda parecer, a un contratiempo cotidiano, es acudir a la oficina de patentes y marcas en Madrid, entidad que se encargará de proporcionar toda la documentación pertinente para el trámite burocrático necesario, que afiance la propiedad, el uso, la comercialización o la imagen del producto a proteger. No obstante, previo a ese registro, el inventor, descubridor o diseñador, deberá conocer los pormenores legales que puedan surgir en el futuro y conocer, en profundidad, la legislación aplicable en tal caso, por lo que siempre es conveniente contar con una buena asesoría jurídica al respecto.

Un abogado experto en patentes supone un gran aval

En la mayoría de casos no se tiene un conocimiento legal exhaustivo y amplio sobre los derechos que asisten a los inventores o descubridores. Ante esa necesidad, hay juristas que se han especializado en la materia y ofrecen un servicio integral al respecto, atando los pormenores y evitando que se puedan dar conflictos futuros de difícil solución.

Uno de esos equipos técnicos multidisciplinares es el que trabaja bajo la entidad de Silex IP, cuya tarea consiste en garantizar una excelente redacción de patentes, paso previo al registro, que es de una importancia vital. Concretamente, hacer una buena redacción de la patente es esencial, ya que en la tramitación que se desarrollará posteriormente, y en el momento en que esta tenga que defenderse en cualquier jurisdicción, será el documento que se tenga como referencia. Razones, todas ellas, por las que los profesionales de Silex IP dan cobertura y asesoría a los inventores, en los principales procedimientos administrativos y legales, para que cumplan con todos los parámetros de legalidad pertinentes.

¿Qué se debe destacar de Silex IP?

Así pues, mientras se está redactando la patente, los abogados y demás personal de la entidad tienen un contacto directo con sus clientes, es la manera que tienen de saber, de primera mano, el estado de la técnica previa, y con ello, se blinda tener que encontrar en el camino posibles litigios y, por supuesto, también se persigue alcanzar tramitaciones por un precio más ventajoso.

Por todas estas razones, desde Silex IP tratan cada solicitud de patente con la estrategia que pueda ser más favorable, eso es lo que permite un trato individualizado. Posteriormente, cuando se depositan y tramitan las patentes, el objetivo es salvaguardar los intereses del cliente y, sobre todo, que sus derechos estén debidamente cubiertos.

En definitiva, estos asesores jurídicos de marcas y patentes aconsejan sobre las mejores estrategias a seguir para la consecución de una protección integral de los derechos de propiedad intelectual. Por otro lado, se aconseja no dejarse llevar por la euforia inicial, mantener la suficiente discreción cuando se investigan nuevos productos o fórmulas, y ser muy conscientes de la importancia de tener una cobertura legal en cualquiera de los casos.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Asesoría jurídica
0 Comentarios Enviar un comentario